Malkovich en una mesa redonda

Hoy he visto a John Malkovich en una mesa redonda hablando sobre la obra del arquitecto Josep Maria Jujol en el teatro que éste diseñó, el Metropol. Ha sido todo un privilegio poder verlo de tan cerca y poderlo oir hablar sobre su pasión por la obra de este autor. Entre otras cosas ha explicado que él conoció la obra de Jujol hace muchos años cuando visitó Barcelona y se quedó mirando fijamente uno de los edificios (Casa Planells) hasta tal punto que unos vianantes le preguntaron si se encontraba bien. Estos resultaron ser autores del primer libro escrito sobre la obra de este arquitecto tarraconense y decidieron regalárselo a Malkovich. Desde ese momento quedó prendado de la obra de Jujol. Ha añadido que quizá este amor por las obras de Jujol le viene de su padre, quién se dedicaba en América a conservar terrenos y edificios culturales y emblemáticos.

Del teatro Metropol de Tarragona ha explicado que le gusta porque es el único teatro que Jujol diseñó y porqué tiene el tamaño justo que a él le gusta, el que le permite un cierto grado de intimidad entre él y el publico. Para él el teatro es la mejor forma de expresar la vida. La gente va al teatro para ver una representación viva y los actors tienen que conseguir crear una atmosfera tal que permita al público fundirse en ella y formar parte de ella.

De la obra de Jujol también admira su obsesión por el detalle. Para Malkovich en todo en la vida lo que importa son los detalles. Y los detalles son lo que más le importan también en una obra de teatro y le gusta dar la libertad a los actores que dirige a poder crear y encontrar sus propios detalles.

Entre otras cosas, el actor norteamericano ha confesado ser agnóstico y no tener más fe que la fe en las personas. Pero ha afirmado que cuando estubo por primera vez en la iglesia de Vistabella, también obra de Jujol, entendió por primera vez que hubiera personas creyentes. Es anecdótico que no crea en Dios y que en el anuncio de Nescafé junto a George Clooney lo represente…

Como he dicho, ha sido muy interesante escucharle hablar, no sólo a él, sinó a los demás participantes de la mesa redonda, sobre la obra de este estupento arquitecto por desgracia bastante desconocido. Me quedo con una de las frases de Malkovich: if you love what you do, you‘ll never work a day in your life”. Todos deberíamos amar lo que hacemos o sino, deberíamos hacer otra cosa, pero siempre con pasión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s